Lecturas absurdas: “El regalo”

Con “Lecturas Absurdas” son una nueva serie de lecturas cortas (máximo un folio) dedicadas a alumnos de 2º de primaria en adelante, y en cuya historia introduzco elementos que no tienen nada que ver con el desarrollo de la misma o con el contexto en el que tienen lugar. Se trata, pues de leer con con atención y anotar en el cuaderno las cosas que no tengan lógica en el desarrollo de la historia. En estas lecturas cuento con la colaboración de Silvia Asuero que realiza las preguntas de comprensión oral que junto al texto puedes imprimir al final del artículo.

“EL REGALO”

Julio había realizado en los tres últimos meses muchos sacrificios para conseguir -por fin y en muy poco tiempo- el regalo que más había deseado.

Entre muchas cosas, prometió a sus padres que, al menos, les pondría en bandeja un cuarto y mitad de sobresalientes, logrando al final media docena de suspensos; a pesar de haber reducido los días que salía a jugar a la calle, a sólo los días pares e impares de la semana. También logró levantarse de la cama a la tres llamadas de sus padres y no a las seis o siete a las que los tenía acostumbrados. También participó en las tareas de la casa como: dejar la mesa puesta después de comer, ayudar a su hermano pequeño a comerse sus chucherías y dejar amontonada la ropa sucia, en lugar de repartida por las cinco esquinas de su cuarto.

Nadie podía negar el esfuerzo que había hecho durante tres meses de pesados sacrificios, por lo que creía más que merecido su premio. Y eso que no contaba, por el escaso tiempo que sus obligaciones le dejaban, tener que ponerse delante del ordenador y escudriñar todos los rincones de internet, durante más de dos horas diarias, en busca de su regalo perfecto -lo cual también creía que era un esfuerzo a tenerle en cuenta- .

Sus amigos pensaban que era imposible que existiera un regalo que Luis quisiera con tantas ganas, ya que tenía de todo, y para ellos no era más que un niño consentido al que todo se lo daban por su afán trabajador y espíritu de sacrificado. ¿Vídeo consolas?… las tenía todas, ¿vídeo juegos?… era el primero en estrenarlos; ¿otros caprichos?… una flamante bicicleta de montaña, la última pelota del mundial, la camiseta de la selección y de su equipo favorito,… ¡todo, lo tenía TODO! Era imposible que le faltara algo.

Hacía más de una semana que había hecho su pedido y esperaba con paciencia que el repartidor de paquetes detuviera la furgoneta frente a su puerta, asomándose por la ventana cada vez que oía un ruido sospechoso en la calle, mirando en la página web en la que había realizado el pedido para comprobar que todo estaba correcto. Pero el tiempo pasaba, se acercaba la Navidad y no llegaba, así que ya se veía sin su regalo.

Poco a poco la ansiedad se iba apoderando de él, todos esos esfuerzos y sacrificios -pensaba- que no habían valido para nada. Se preguntaba para qué los había realizado, hasta que sonó el timbre y allí estaba su esperado paquete. Era pequeñito, como un sobre de carta. Firmó rápidamente el recibí que el repartidor le acercó junto a un bolígrafo y -tras cerrar la puerta- destrozó el envoltorio en busca de su ansiado regalo. Cuando por fin lo tuvo en sus manos, allí estaba, brillando como todos los objetos nuevos … su nueva tarjeta de regalo para poder seguir comprando por internet.

Texto: José Miguel de la Rosa Sánchez, Comprensión lectora: Silvia Asuero. Dibujos: Clker.com

​Si compartes este material:

​Nuestro material está bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA 3.0 (c​lic para saber más)​​, bajo ​las condiciones de esa licencia ​puede ​​COMPARTIRLO en las ​REDES SOCIALES, WEB Y BLOG, pero ​en estos dos últimos casos enlazando al material original ​de este blog y NO ​descargando ​y compartiendo desde un blog externo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies