El uso de la calculadora en el aula

A través de unos pocos artículos vamos a analizar el uso de la calculadora en el aula. Para ello no vamos a entrar a analizar los distintos puntos de vista a favor o en contra del uso de la calculadora en Primaria. Hace ya años que el papel didáctico de la calculadora no se cuestiona, debido a que se considera un potente instrumento de cálculo cuya utilidad para mejorar el aprendizaje de las Matemáticas es tan evidente que resulta frívolo y superficial ponerla en duda. En este primer artículo vamos a tratar sobre:

1.- Qué dice la normativa educativa en España sobre el uso de la calculadora.

2.- Qué ventajas nos ofrece el uso de la calculadora en el aprendizaje de las matemáticas.

3.- Recomendaciones sobre qué aparato utilizar y qué enseñar sobre su uso.

Por otro lado queremos dejar constancia que es incuestionable que los alumnos/as deben desarrollar sus habilidades de cálculo con independencia de las máquinas y que es muy importante que hayan interiorizado y automatizado los algoritmos de las distintas operaciones antes del uso de la misma. En este sentido, la calculadora no debe sustituir ninguna de las capacidades de cálculo y razonamiento del alumnado. Pero, esto no significa que la calculadora sea negativa. Lo será, si su uso no es el adecuado.

Qué sentido tiene adiestrar en destrezas de sumas interminables o divisiones larguísimas, si todo lo que va más allá del cálculo mental (raíces cuadradas, operaciones con  “super decimales”, logaritmos,… ) no lo realiza absolutamente nadie en la vida ordinaria sin ayuda de una máquina.

LA NORMATIVA EDUCATIVA Y LA CALCULADORA:

Calculadora nos la encontramos presente en la LOE de Primaria dentro del bloque de  Números y operaciones del 2º y 3er Ciclo, como contenido “Utilización de la calculadora en la resolución de problemas de la vida cotidiana, decidiendo sobre la conveniencia de usarla en función de la complejidad de los cálculos.” y “Utilización de la calculadora en la resolución de problemas, decidiendo sobre la conveniencia de usarla en función de la complejidad de los cálculos.” Respectivamente.

También dentro de la Orden de 10 de agosto de 2007, que desarrolla el currículo de la Educación Primaria en Andalucía, nos encontramos igualmente con una amplia referencia a ella que abreviaremos en:

  • “Los alumnos y alumnas deben profundizar gradualmente en el conocimiento, manejo y aprovechamiento didáctico de alguna aplicación básica de Geometría Dinámica, familiarizarse con el uso racional de la calculadora y utilizar simuladores y recursos interactivos como elementos habituales de sus aprendizajes”.
  • “Más concretamente, en el área de Matemáticas, las calculadoras,… deben suponer, no sólo un apoyo para la realización de cálculos, sino mucho más que eso, deben convertirse en herramientas para la construcción del pensamiento matemático y facilitar la comprensión del significado de los contenidos, ya que permiten liberar de una parte considerable de carga algorítmica.”
  • “Es conveniente que los alumnos y alumnas manejen con soltura las operaciones básicas con los diferentes tipos de números, tanto a través de algoritmos de lápiz y papel como con la calculador,… lo que facilitará el control sobre los resultados y sobre los posibles errores en la resolución de problemas.”
  • “Más concretamente, en la materia de Matemáticas, las calculadoras…   las TIC han de contribuir a un cambio sustancial de qué enseñar, poniendo el énfasis en los significados, en los razonamientos y en la comunicación de los procesos seguidos, dando progresivamente menos peso a los algoritmos rutinarios.”
  • “Deben adquirir destrezas en el uso de patrones para analizar fenómenos y relaciones en problemas de la vida real, empleando ordenadores o calculadoras gráficas para obtener la representación gráfica, interpretar con claridad las situaciones y realizar cálculos más complicados.”
  • “Al igual que para otros contenidos del área es recomendable la utilización del ordenador y de las calculadoras,… para manipular, analizar y representar conjuntos de datos.”

VENTAJAS DEL USO DE LA CALCULADORA EN EL APRENDIZAJE DE LAS MATEMÁTICAS

La calculadora en la resolución de problemas, y en el aprendizaje de las matemáticas en general, supone:

  • Un potente instrumento de cálculo que permite ahorrar tiempos que pueden ser utilizados en procesos de investigación, de planteamiento de conjeturas, etc.
  • El tiempo ahorrado se puede dedicar al desarrollo de capacidades generales de razonamiento matemático y a la generalización de conceptos basados en la investigación de pautas y regularidades numéricas.
  • Es neutral y el alumno/a no percibe reprobación ni crítica ante las respuestas equivocadas.
  • Posibilita que se desarrollen y potencien habilidades generales tan importantes como la estimación, el cálculo mental, la búsqueda de regularidades, la creatividad, la visión espacial y el dominio de las operaciones básicas, entre otras.
  • La calculadora permite comprobar con rapidez la corrección de los cálculos hechos a mano en la resolución de problemas, y puede ser muy útil para plantear nuevas situaciones problemáticas que realizar cálculos tediosos.
  • La posibilidad de verificar los cálculos rápidamente, permite pedir ayuda inmediata a las respuestas erróneas y a detectar posibles errores.
  • Por otro lado, es un buen punto de partida para motivar el cálculo en general, pero resulta especialmente valiosa para afianzar el cálculo mental y estimativo, a través de la predicción e interpretación de los resultados de la máquina.
  • Otra ventaja de la calculadora es que es muy motivadora, ya que aporta un componente lúdico que capta la atención y despierta el interés del alumnado.

RECOMENDACIONES SOBRE QUÉ APARATO UTILIZAR Y QUÉ ENSEÑAR SOBRE SU USO

Para usar la calculadora en clase debemos, tener en cuenta una serie de tres consejos básicos:

  • En Primaria y ESO utilizaremos las calculadoras simples, con las cuatro operaciones elementales, la raíz cuadrada, el tanto por ciento, el punto decimal, el igual, las teclas de memorias y las teclas de borrado.
  • No usar calculadoras científicas, además de que no vamos a tener ocasión de usar todas las posibilidades que tienen, incrementan la dificultad del aprendizaje de uso al existir más teclas y sistemas de numeración de uso.
  • Por otro lado deben ser todas iguales, para evitar perder el tiempo en las características particulares de cada una.
  • Es recomendable que las teclas sean de 1 cm2 aproximadamente y es mejor que funcionen con energía solar, para evitar el recambio de pilas y la ingestión accidental de las mismas.
  • Usarse cuando los alumnos/as hayan sistematizado las operaciones o cuando el objetivo de la actividad no esté en el cálculo sino en el procedimiento que nos lleve al aprendizaje de nuevos contenidos.

Para saber más:

En próximos artículos vamos a tratar:

  • Ejercicios para usar la calculadora.
  • Nos familiarizamos con la calculadora.

​Si compartes este material:

​Nuestro material está bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA 3.0 (c​lic para saber más)​​, bajo ​las condiciones de esa licencia ​puede ​​COMPARTIRLO en las ​REDES SOCIALES, WEB Y BLOG, pero ​en estos dos últimos casos enlazando al material original ​de este blog y NO ​descargando ​y compartiendo desde un blog externo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies