Cuento corto: “En el recreo”

Un pequeño cuento con alguna enseñanza en valores o cualquier otra circunstancia de la vida de nuestros centrosa veces adaptado, otras inventado, y siempre ambientado en la escuela para hacerlo más cercano a nuestro alumnos.

Al final está disponible la lectura para imprimir, con preguntas y actividades de comprensión lectora.

Con este pequeño cuento queremos ver cómo la envídia, la absurda envídia, nos hace actuar de forma inconsciente y nos hace hacer cosas sin saber el por qué.

“EN EL RECREO”

A Luis le encantaba su colegio… a pesar de la media hora del recreo. Tenía muchos amigos, no sólo de su clase, sino también de otras clases de cursos mayores y de la de los más pequeños. En cuanto lo veían, los infantiles, gritaban su nombre y le saludaban con la mano, y los mayores le pedían que jugara con ellos en su equipo.

 En el colegio se lo pasaba muy bien… a pesar de la media hora del recreo. No era ni muy listo ni muy torpe, ni muy guapo ni muy feo, ni muy fuerte ni muy débil…, él simplemente se consideraba un niño más del colegio; aunque a todos les cayera bien, incluso a los propios maestros y maestras. Porque -aunque no tenía unas notas excelentes- hacía sus tareas, , se esforzaba y además ayudaba en lo que podía a sus compañeros, además nunca se metía en líos ni peleas y cuando veía una, siempre hacía de mediador e intentaba que se arreglaran.

 Le gustaba mucho el deporte, sobre todo el fútbol y el baloncesto… a pesar de la media hora del recreo. Y seguramente, a estas alturas del relato os estaréis preguntando qué pasaba con Luis en la media hora del recreo. Pues lo que ocurría era que en el recreo, había un compañero que le estaba esperando para darle una paliza, por lo que tenía que salir corriendo y esconderse entre el resto de los niños y niñas para que no le cogiese.

 Así estuvo un día tras otro, una semana tras otra… hasta que un día, ya cansado y sin fuerzas para seguir escondiéndose, Luis se paró y le dijo a su perseguidor:

 – ¿Puedo hacerte tres preguntas?

– No suelo darle ese gusto a mis enemigos, pero como te voy a machacar… puedes preguntar. Respondió su perseguidor.

– ¿Nos conocemos de algo?, preguntó Luis.

– No, respondió el niño.

– ¿Te hice yo algún mal?, volvió a preguntar Luis.

– No, le volvió a responder el niño.

-Entonces, ¿por qué quieres acabar conmigo?, preguntó finalmente Luis.

– ¡Porque no soporto ver que en el colegio seas más popular que yo!

 [ad#p_texto-rectangulo]

Autor: José Miguel de la Rosa Sánchez – Comprensión lectora: Silvia Asuero – Dibujo: Vladimir Zúñiga. Basado en “La luciérnaga y la serpiente”, relato de autor anónimo en internet.

 

​Si compartes este material:

​Nuestro material está bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA 3.0 (c​lic para saber más)​​, bajo ​las condiciones de esa licencia ​puede ​​COMPARTIRLO en las ​REDES SOCIALES, WEB Y BLOG, pero ​en estos dos últimos casos enlazando al material original ​de este blog y NO ​descargando ​y compartiendo desde un blog externo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies