Mis alumnos el año próximo no siguen el método ABN Dudas y aclaraciones del método ABN

Tanto docentes como familias en un momento determinado se pueden hacer las siguientes preguntas: “¿si cuando mis alumnos pasen a Primaria no van a seguir el método ABN merece la pena trabajarlo en infantil? He trabajado el método en 1º y 2º de Primaria, pero se que en Tercero no lo van a seguir ¿les enseño el tradicional? Si mis hijo/a cambia de Ciclo o de Colegio tendrá problemas con el aprendizaje del método tradicional? ¿habrá perdido el tiempo?… estas y otras cuestiones similares son las que queremos aclarar en este artículo.

Estas dudas son de las recurrentes, sobre todo para los que se inician en el método, que durante los 10 años de vida del mismo hemos tenido y que seguro seguirán hasta que varias generaciones de alumnos ABN se encarguen de normalizar.

Vamos a ir desmenuzando estas cuestiones planteadas y, aprovechando mi condición de maestro, lo haré usando más de un símil, alguno tomado prestado de Jaime Martínez Montero.

  • PREGUNTA: ¿Si cuando mis alumnos pasen a Primaria no van a seguir el método ABN merece la pena trabajarlo en infantil?
  • RESPUESTA: ¿Sería perjudicial que un fumador que recae en su vicio hubiera estado dos años, o más, sin fumar? como mucho podemos asegurar que lo perjudicial es que vuelva a fumar, porque lo que es seguro es que ese tiempo sin fumar le habrá hecho más bien que mal a su cuerpo. En nuestro caso es la mente del niño la que se ha beneficiado de una metodología manipulativa, basada en la comprensión de lo que aprende y en los referentes reales que trabaja a través de situaciones problemáticas. Obviamente la vuelta al tradicional, al igual que al tabaco, no le vendrá nada bien, aunque sus nuevos maestros al principio puedan notar la agilidad y razonamiento mental de sus alumnos, pero por la falta de continuidad la irán perdiendo con los meses.
  • PREGUNTA: He trabajado el método en 1º y 2º de Primaria, pero se que en Tercero no lo van a seguir ¿les enseño el tradicional?
  • RESPUESTA: Los que piensan que sus alumnos no van a seguir el método cuando pasen de etapa, curso o ciclo, ¿acaso leen el futuro?. Posiblemente haya muchas evidencias que hagan pensar eso, pero también tengo, no evidencias sino certeza que un día moriré y no por ello dejo de vivir como si no hubiera un mañana. Existen infinidad de casuísticas que pueden pasar, y además los que llevamos años en la docencia podemos dar fe que lo que piensas al finalizar el curso, cuando llega septiembre es muy habitual encontrarse sorpresas. Por ello ésto no nos puede quitar las ganas de seguir hasta el último día con nuestros alumnos.
  • PREGUNTA: Pero pongámonos en lo peor… y si estoy totalmente seguro que en el siguiente curso no van a seguir la metodología. ¿Les enseño el tradicional?
  • RESPUESTA: No, rotundamente no. Con ello aumentarás las posibilidades de que tus alumnos terminen dejando el método el curso siguiente. Con ello sólo estarás facilitando el trabajo a quien no está por la labor de formarse anteponiendo intereses propios frente a las necesidades del alumnado que va a recibir.
  • PREGUNTA: Si mi hijo/a cambia de Ciclo o de Colegio donde no trabajan ABN, ¿tendrá problemas con el aprendizaje del método tradicional?
  • RESPUESTA: En esos casos el alumno ABN no tarda prácticamente nada en aprender el tradicional, o alguien duda que alumnos que dominan y entienden el sentido numérico, que son capaces de realizar en cinco años operaciones de sumas y restas con llevadas,… va a tener dificultad al sumar 9 + 9 por columnas. Como he dicho anteriormente, sus nuevos docentes estarán encantados de la agilidad que demuestran y que en poco tiempo irán perdiendo. ¿Alguien duda que corredores que hacen diariamente 20 km tendrán problemas en correr diariamente 2 o 5 km? de la misma manera que también podemos asegurar que cuanto pasen unas semanas, difícilmente podrán volver a correr los 20 km que corrían antes.
  • PREGUNTA: ¿Habrá perdido el tiempo?
  • RESPUESTA: Pensar eso es como pensar que el fumador ha perdió varios años no fumando. Por desgracia, a pesar de los 10 años de ABN que llevamos, aún los centros escolares y la sociedad está en pañales, porque los cambios de este tipo son lentos y difíciles. Lograrlo tiene que ser pasito a pasito, a veces, algún paso atrás para retomar y seguir adelante.

Pero estas preguntas a su vez traen otras cuestiones que, aunque no son directamente sobre la continuidad del ABN, sí están muy relacionadas. Por ello conviene abordarlas en este artículo de forma breve.

  • CUESTIÓN: ¿Por qué no se pregunta antes al claustro para que el colegio decida si el método se lleve a cabo  o no?
  • RESPUESTA: No se puede dejar esta cuestión, y más aún dar poder de decisión,  a quienes desconocen el tema o sólo habla de oídas. Primero hace falta formación. Sería como pedir que alguien que sólo bebe gazpacho, y no ha probado el salmorejo en su vida, le demos  el poder de decidir si los demás podemos o no tomarlo. Una vía que ha abierto muchísimos colegios al ABN han sido los maestros que han dado el paso en solitario o en minoría y han demostrado con su trabajo al resto del claustro que el método funciona y da mejores resultados. El ejemplo el mejor aliado.

Por otra parte  creo que, en todo caso, la decisión de claustro debe ser sobre si extenderlo a todo el colegio, no prohibir que el docente que lo quiera realizar no lo pueda hacer. La primera opción es la deseable, la segunda se llama censura y ya puestos a censurar, ¿ añadimos censuras a quien quiera trabajar por proyectos?, ¿al bilingüismo?, ¿a la gamificación?, ¿a trabajar en pauta montessori o con cuadrícula?,… sería imponer la dictadura en la escuela.

  • CUESTIÓN: Si no lo pueden dar en Primaria a lo mejor lo aprenden en la ESO.
  • RESPUESTA: En la ESO no se enseña aritmética básica ya que este es un contenido de Primaria, al igual que la lecto escritura. En la ESO se aplican esas herramientas para avanzar en contenidos propios de este nivel. Lo mismo da que lo hagan con el tradicional, la calculadora o el ABN, la diferencia es que los del tradicional tienen un cálculo pésimo y terminan dándoles la calculadora, lo cual soluciona el problema dentro de la clase pero no fuera donde deben ser competentes en las situaciones que vivan.

Lo mejor de todo, es que el método sigue creciendo y eso lo vemos en el profesorado que inunda los cursos de formación presenciales, ya sean organizados por la administración pública, por la Asociación Matemática Cálculo ABN, sindicatos o la propia editorial Anaya. Si quieres asistir a alguno de ellos y te descuidas,… te quedas sin plaza. Ningún otro método arrastra lo que arrastra el método ABN y simplemente porque son unas matemáticas sencillas, naturales y divertidas.

​Si compartes este material:

​Nuestro material está bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA 3.0 (c​lic para saber más)​​, bajo ​las condiciones de esa licencia ​puede ​​COMPARTIRLO en las ​REDES SOCIALES, WEB Y BLOG, pero ​en estos dos últimos casos enlazando al material original ​de este blog y NO ​descargando ​y compartiendo desde un blog externo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies