Trabajar ilusiones ópticas

lechuzaAdemás de la cara de un cerdo, cochino, marrano, puerco, cuino, guarro… hay otro animal. ¿Lo ves?.

Suelo poner dos o tres ilusiones ópticas a mis alumnos/as a la semana antes de concluir las sesiones TIC. En este artículo comento qué tienen de positivo desde el punto de vista educativo y cómo trabajarlas en clase. De esta manera se comprenderá mejor qué pintan imágenes con ilusiones ópticas más fácilmente  encuadradas dentro de temáticas  de entretenimiento que en un blog educativo.

Justificación:

No aprendemos de forma aislada y por eso cuando presentamos a nuestros alumnos/as contenidos nuevos, buscamos basarlos en experiencias previas sobre las cuales partir. Lo nuevo y desconocido no origina aprendizaje  si se presenta de forma aislada,  siendo necesario que se produzca una significación de símbolos con otras experiencias previas para que éste se produzca.

Una forma de mejorar el aprendizaje es proporcionarle el mayor número de experiencias cognitivas para que tengan una capacidad mayor de aprendizaje, pero a la vez si contamos con hacerlo desde el campo de la percepción y las emociones, esos aprendizajes serán más significativos y duraderos al estar divirtiéndose en el proceso.

Con las ilusiones ópticas trabajo lo anteriormente descrito  y en la práctica obtengo las siguientes ventajas:

1.- Les permite realizar ejercicios mentales que favorecen el aprendizaje mejorando la capacidad de reacción y agilidad mental.

2.- Les hace más resistentes al abandono de retos que les presentan dificultades. En concreto estos ejercicios tienen un poder atrayente que les obliga a insistir para descubrir el objeto oculto. Esto les viene de maravilla para  evitar el abandono prematuro en otros campos del aprendizaje por frustración.

3.- Les mejora sustancialmente las capacidades de observación, lo cual sin lugar a dudas repercutirá en otras actividades en las cuales necesitan prestar atención para que datos necesarios en la solución de problemas propuestos no les pase desapercibidas o les dificulten la consecución de la meta.

4.- Les permite ver las cosas desde distintas perspectivas, no conformándose con la realidad que se les presenta sino buscan nuevas interpretaciones.

¿Cuándo y cómo trabajarlas?

Para que no se convierta en un simple juego esporádico y sin sentido educativo hay que tener claro que al igual que cualquier actividad necesita una constancia y una graduación.

Con respecto a la constancia, me es muy cómodo acabar las dos sesiones TIC que tengo programadas semanalmente, con dos o tres imágenes, si estas las resuelven fácilmente, dejando para otro momento las que les resultan más difíciles.

Sobre la graduación de la dificultad lo podemos realizar a través de la selección de las imágenes en función de la edad de los alumnos/as y de la forma de llegar a la solución.  También suelo agrupar el tipo de imágenes que muestro en cada sesión, si en una pongo imágenes que al girarlas muestras otras imágenes, no las mezclo con ilusiones de otro tipo como pueden ser de imágenes imposibles, geométricas…

Durante el proceso las trabajo exactamente igual que los juegos de lógica, es decir:

– Jamás les doy la solución, a la solución deben llegar ellos con su esfuerzo, o al menos la mayor parte de la clase.

– Si la solución no la ven fácilmente, les podemos dar una serie de trucos visuales que pueden ayudarle, como pueden ser:

1.- Alejarse de la imagen. Cuando la imagen se observa de cerca los detalles hacen no ver el conjunto y enmascaran la imagen oculta por ello si nos alejamos los detalles se difuminan y es más fácil ver el conjunto.

2.- Entrecerrar lo ojos igualmente hace difuminar los detalles y favorece que aparezca lo que a simple vista no vemos.

3.- En otras ocasiones cuando tenemos imágenes de dos únicos colores, es aconsejable intentar fijar la visión en el color que no representa la imagen que hemos visto en primer momento ya que ese otro color es el que esconde la nueva imagen.

4.- Por último otro truco muy útil es girar la imagen (o la cabeza si la imagen está en el monitor) lo cual nos descubre imágenes que se encuentran en posiciones distintas a la horizontal.

5.- Cuando una imagen no la resuelven con facilidad, la imprimo y coloco en el tablón de clase hasta que todos la ven.

Por último…

Si has seguido con atención este artículo habrás girado, la imagen del cochino  180º con lo que habrás visto sin dificultad la cara del búho que aparece en el hocico del cochino.

​Si compartes este material:

​Nuestro material está bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA 3.0 (c​lic para saber más)​​, bajo ​las condiciones de esa licencia ​puede ​​COMPARTIRLO en las ​REDES SOCIALES, WEB Y BLOG, pero ​en estos dos últimos casos enlazando al material original ​de este blog y NO ​descargando ​y compartiendo desde un blog externo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies