Cuento corto: “A la moda”

Un pequeño cuento con alguna enseñanza en valores o cualquier otra circunstancia de la vida de nuestros centros, a veces adaptado, otras inventado, y siempre ambientado en la escuela para hacerlo más cercano a nuestro alumnos.

Al final está disponible la lectura para imprimir, con preguntas y actividades de comprensión lectora.

Esta semana se extiende una nueva moda en el colegio y contagiará a…

“A LA MODA”

     Al entrar Antonio en la clase, todo el mundo se quedó por un instante mudo. Hasta que Luis, su compañero de banca, le preguntó sorprendido: – ¿Has venido a clase en pijama?- En ese momento, todos empezaron a reírse, pero a Antonio le dio igual, soltó su cartera junto a su mesa y se sentó en su silla. Ese día todos los niños de su clase y -en el recreo- los de otras aulas, se acercaron a él para verlo vestido con el pijama y para preguntarle el porqué.

        Por fin, cuando se decidió a dar explicaciones, les contó que ya estaba harto de ir como todos los demás niños y que, como en su casa se sentía muy cómodo en pijama, había decidido acudir al colegio también en pijama (prenda que consideraba más cómoda que el propio chándal). Fue toda esa semana al colegio vestido así; y a la semana siguiente, su compañero Luis también llegó en pijama a clase, y en dos semanas ya había varios niños y niñas de su clase y de otras del colegio que también lo imitaron.

      No había pasado ni un mes desde que Antonio llegase al colegio en pijama y ya, en el patio del recreo, se veían más niños con esta prenda que con chándal o con ropa de calle. También contaban que los fines de semana se habían hecho varias “fiestas del pijama” que habían tenido muchísimo éxito y que -en todos los comercios de confección del pueblo- los escaparates mostraban los últimos modelos de pijamas llegados desde la ciudad.

      Como no era de extrañar, al poco de aquello, algunos niños y niñas empezaron a destacar del resto, con unos modelos que sus mamás les habían diseñado especialmente para el cole: con dibujos que recordaban los sacapuntas, los lápices de colores y hasta las gomas de borrar. En Navidad, el modelo que más sensación causó entre todos, fue el de Ricardito, cuya mamá lo había preparado con luces que se encendían y apagaban al igual que las de los árboles navideños.

     La locura del pijama se había desatado en el colegio y aunque algunos se resistían a ir a la moda y seguían con sus ropas tradicionales, no pudo evitarse que también los niños de otros colegios hicieran lo mismo e incluso a algunos del instituto también se les veía con pijamas más atrevidos y llamativos. Hasta que un buen día Antonio entró en su clase con un traje de goma negra, con gafas de bucear y aletas incluidas. Al verlo así, su amigo Luis preguntó sorprendido:

– ¿Que has venido a clase vestido de hombre rana?

Autor texto y dibujo: José Miguel de la Rosa Sánchez – Comprensión lectora: Silvia Asuero

 

 

​Si compartes este material:

​Nuestro material está bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA 3.0 (c​lic para saber más)​​, bajo ​las condiciones de esa licencia ​puede ​​COMPARTIRLO en las ​REDES SOCIALES, WEB Y BLOG, pero ​en estos dos últimos casos enlazando al material original ​de este blog y NO ​descargando ​y compartiendo desde un blog externo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies