Libros densos II El caso de 1º de Primaria

Posiblemente, aunque hay una completa información en las propuestas didácticas de los libros de texto ABN, no está de más realizar una breve aclaración sobre el por qué de la densidad de actividades respecto a otros libros de uso tradicional.

Básicamente la razón se debe a las diferentes situaciones en las que se encuentran los centros que trabajan la metodología ABN, unos que lo inician sin haber tenido formación ABN en infantil, otros que habiéndose tenido el profesorado aún no goza de experiencia suficiente y otros que se encuentran en la mejor situación para aprovechar la base del alumnado y la experiencia del docente.

En esta guía se ofrece al profesorado una reflexión y consejos sobre cómo trabajar estas actividades.

Este artículo está disponible en formato PDF al final del mismo

¿No hay demasiadas actividades para ser realizadas individualmente por niños con tan pocos años?

A esta pregunta le vamos a dedicar todo el espacio que necesite, porque de su respuesta puede depender algo muy importante: la “economía” y la organización del grupo-clase. Explicamos despacio lo que queremos decir.

¿No tiene el libro muchas actividades y ejercicios? Sí que los tiene. No, desde luego, muchos más que otros libros de texto de 1o. Pero hay que señalar que se han incluido en el texto actividades y ejercicios que cubren la gama de variabilidad de rendimientos de alumnos que surge en cada clase. Es decir que hay ejercicios sencillos, menos sencillos y complicados. Evidentemente todos los niños no tienen que hacer todos los ejercicios, y en la Propuesta Didáctica están las indicaciones pertinentes.

Pero es que tampoco se puede pensar en la exclusiva relación niño-libro. Es decir, entendiendo por la misma que todas las propuestas del libro deben ser abordadas y resueltas de manera individual por cada alumno o alumna. No. El tipo de agrupamiento que realice el docente va a permitir que esto no sea así́. Pero como esta afirmación puede parecer sencilla de decir, pero difícil de llevar a la práctica, funcionaremos con ejemplos concretos.

CONTENIDOS A ABORDAR EN SESIONES COLECTIVAS.

El libro tiene muchas actividades para ser desarrolladas en sesión colectiva y con la participación de todos los alumnos.

Página 40. Fijémonos en ella. Hay un laberinto con cerca de veinte operaciones.

¿Cómo se puede desarrollar la sesión? Los niños tienen el libro abierto y el lápiz a mano. El o la docente explican en qué consiste y va preguntando, oralmente, a cada niño por la solución de cada operación. Conforme se da por buena la respuesta, cada niño la escribe en su libro y va así́ resolviendo la tarea. De este modo, el tiempo de realización se acorta mucho. Con la misma técnica se puede resolver el contenido de la página 44.

Página 130. Es otro ejemplo de aplicación de lo que se ha explicado con anterioridad

Se trabaja con dinero y aparecen céntimos. Los céntimos son familiares para los niños, por lo que el docente explica a toda la clase cómo es su escritura y cómo se diferencia de la correspondiente a los euros. Tras ello, plantea a la clase las cinco preguntas que encabezan la página. Cada solución que se obtenga la escriben todos los niños. Se puede proceder igual con la penúltima pregunta. En el caso de la última, la primera operación la puede hacer una pareja de alumnos en la pizarra, y dejar la última operación como trabajo individual.

Página 131. El ejercicio 2 de dicha página reclama reflexión y pensamiento. Por ello, es ideal plantearlo a todo el grupo-clase. Que los niños se den cuenta de los matices, que las tres actividades se enriquezcan con más ejemplos, etc.

Y así́ las restantes páginas o actividades que el docente considere.

CONTENIDOS QUE ADMITEN AL PRINCIPIO UNA REALIZACIÓN COLECTIVA DE LOS PRIMEROS EJERCICIOS Y LUEGO REALIZACIÓN INDIVIDUAL.

En otras ocasiones es conveniente comenzar los ejercicios de manera colectiva y, una vez que se comprueba que los alumnos los han entendido, estos realizan los restantes de manera individual. Nos fijamos en casos concretos:

Página 55. Ejercicio 1. La dificultad del mismo estriba en que la misma cantidad se expresa en diferente forma. Por un lado, aparece la decena (paquete de diez palillos) y por el otro diez palillos agrupados en dos grupos de cinco. Como se trata de una forma de entender la expresión de las cantidades muy usual en ABN, es interesante que las dos primeras actividades se hagan colectivamente y, una vez que el docente compruebe que los alumnos han entendido lo que se les demanda, realicen de manera individual las restantes actividades.

Página 64. Se sugiere que se puedan resolver de manera colectiva las series de los muebles, e individual las de los números.

Página 70. Si todo el ejercicio se resuelve de manera colectiva se realizará en poco tiempo, y quedará margen para que la composición del puzzle la realicen de manera individual o por parejas.

Páginas 178, 179 y 182. Las letras como números. Son ejercicios muy sencillos. La clave está en descubrir que los alumnos han de hacer lo que ya saben de sobra, pero con otro código. Por ello, se puede resolver por todo el grupo, bajo la dirección del docente, el primer ejercicio de cada página, dejando a la resolución individual los restantes.

  

CONTENIDOS QUE SE DEBEN ABORDAR AL FINAL DE UN PROCESO PREVIO E INICIÁNDOLOS EN SESIÓN COLECTIVA.

Los ejercicios de las páginas 106 y 107 sirven como ejemplo de lo que queremos decir. Requieren de explicación y tratamiento previo, pues es una habilidad matemática muy importante la que se va a desarrollar. Por ello, en situaciones cercanas y manipulativas se procura que el alumno entienda lo que ha de hacer y que en los primeros ejercicios que se aborden de manera individual los alumnos reciban apoyo.

El manejo del dinero, sus equivalencias, cambios, compras y ventas, son actividades que también requieren un proceso previo antes de abordar los ejercicios concretos. Se trata de, por un lado, que los alumnos reciban los estímulos suficientes, y por el otro de que el docente tenga la oportunidad de comprobar el grado de soltura en el manejo del dinero adquirido por los alumnos.

 

CONTENIDOS CUYOS EJERCICIOS Y ACTIVIDADES SE PUEDEN ABORDAR POR MEDIO DE TRABAJO EN EQUIPOS.

Páginas 112 y 113. Encomendar la resolución de tareas y actividades a un grupo de niños es siempre un recurso organizativo muy útil, y el contenido de estas páginas sirve bien para este fin. En el conocimiento del dinero y en su manejo es donde los alumnos presentan menos diferencias.

CONTENIDOS CUYOS EJERCICIOS Y ACTIVIDADES SE PUEDEN ABORDAR EN UN TRABAJO POR PAREJAS.

En este caso nos referimos no a que los ejercicios se aborden al alimón por dos alumnos, sino a que se reparta el trabajo entre los dos, de manera que cada uno haga la mitad y cada uno complete su actividad con lo que él ha hecho y con lo que ha hecho el compañero o compañera.

Páginas 76 y 77. Hacer los ejercicios por parejas (alternativamente un ejercicio cada niño) después de haberlos entrenado en la pizarra.

Páginas 78 y 79. Se pueden practicar con y sin palillos. Cada niño hace un bloque.

Página 121. Aunque sea un ejercicio de repaso, lo pueden hacer por parejas. Uno de ellos resuelve alternativamente las operaciones de número impar y el otro las pares. Conforme se resuelven van trazando el camino.

CONTENIDOS CUYOS EJERCICIOS Y ACTIVIDADES SE DEBEN ABORDAR TRABAJÁNDOLOS INDIVIDUALMENTE.

Queda, claro, un amplio repertorio de ejercicios que cada alumno debe realizar de manera individual. Algunos pueden parecer muy difíciles o excesivos en cuanto a la cantidad de actividades que demandan. Pero esta puede ser una opinión derivada de una concepción tradicional del cálculo. Le ponemos algunos ejemplos.

Página 57. Aunque parezca que el ejercicio 1 tiene muchas actividades, estas son fáciles y son un repaso de la tabla de sumar. Por ello han de hacerlas todos los niños.

Página 63. En el ejercicio 1 aparecen 18 actividades. Son todas muy sencillas, que se resuelven en muy poco tiempo, y que hacen practicar a los alumnos la tabla de sumar extendida.

 

Página 72. El ejercicio 2 presenta un dibujo oculto de apariencia compleja. Nada más sencillo. Se trata de rellenar de un color o de otro los espacios, según estos tengan número par o impar. El objetivo de tanta repetición es claro: automatizar la distinción entre un tipo de número y otro. Introducir aquí́ la primera mitad de la página.

Página 90. El ejercicio 1 tiene ocho operaciones, cuyo resultado permite identificar el color de las partes del dibujo que acompaña a esas operaciones. Se trata de que se practique la suma con rebasamiento de decena, y por ello es imprescindible la práctica de cada alumno y alumna.

Página 94. El ejercicio 1 tiene ocho operaciones, cuyo resultado permite identificar el color de las partes del dibujo que acompaña a esas operaciones. Se trata de que se practique la resta con descomposición de decena, y por ello es imprescindible la práctica de cada alumno y alumna.

Página 128. El ejercicio 1 consta de veintiséis actividades. ¿Muchísimas? No, porque para los niños son muy sencillas, de simple aplicación de la tabla, y su solución es casi instantánea.

 

DESCARGAR ARTÍCULO EN PDF

 

 

​Si compartes este material:

​Nuestro material está bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA 3.0 (c​lic para saber más)​​, bajo ​las condiciones de esa licencia ​puede ​​COMPARTIRLO en las ​REDES SOCIALES, WEB Y BLOG, pero ​en estos dos últimos casos enlazando al material original ​de este blog y NO ​descargando ​y compartiendo desde un blog externo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies