Lecturas divertidas de detectives: La estufa

Decimosexta entrega de la serie de lecturas de suspense, adaptada para alumnos/as de 9 años en adelante, a partir de 5ºde Primaria. Cómo en las anteriores lecturas de la serie, se trata de lecturas cortas en las que deben averiguar quién es el culpable o cuál fue la razón que los delató.

Se recomienda pedir que el que encuentre la solución, la escriba en el papel, para que la mayoría pueda disfrutar al averiguarlo.

la-estufa

            El inspector de policía Sánchez, en su larga experiencia estaba acostumbrado a contemplar todo tipo de escenas. Sin embargo, en aquella, donde se mostraba a sus ojos la habitación de la señora Paula, había algo que no le resultaba normal. Todos los objetos del cuarto parecían estar en orden y si no hubiera sido por el cadáver de la señora nada podía parecer extraño.

            La señora había tenido una vida relajada y sin problemas, tenía muchas amigas con las cuales solía pasar las tardes comentando los libros que leían, jugando a las cartas y hablando de los tiempos que eran jóvenes y cómo todos los chicos del pueblo revoloteaban en torno a ellas. Por esta razón ni a sus amigas ni al inspector le encajaba la decisión que, al parecer, tomó la noche anterior al acostarse cuando decidió dejar abierta la llave del gas de la estufa que tenía en su habitación.

            Todas las amigas de la señora Paula coincidían que era imposible que lo hiciera intencionadamente, decidiendo acabar con su vida, por lo que lo más probable era que se tratase de un fatal y trágico descuido que le había causado la muerte al quedarse dormida. Igualmente, en sus conversaciones se fue haciendo cada vez más probable y verosímil la teoría de que, por alguna razón, la llama de la estufa se apagó y el gas salió libremente sin que la víctima se diese cuenta de ello mientras dormía.

            Paula tenia por costumbre leer antes de dormir ya que su autentica pasión era la lectura, también solía dejar la ventana del dormitorio entreabierta, motivo por lo que no olía a gas en la habitación cuando la descubrieron inerte en su cama. Al aire le dio tiempo, durante la noche, a limpiarse después de varias horas de agotarse el gas.

Junto a la víctima, en el suelo, estaba un libro abierto muy cerca de su mano. Entre otros objetos en su mesita había un vaso de agua, otro libro y una lámpara que estaba. Sobre la cómoda del dormitorio también había un jarrón con unas preciosas flores frescas, un cenicero, un retrato de su padre, un paquete de cigarrillos, cerillas y otros libros.

Todo parecía indicar que se trataba de un accidente, pero el inspector observó un detalle que le puso en la pista de un asesinato. ¿Cuál es ese detalle?

Si aún no lo sabes mira las preguntas que te te ofrecemos en el documento impreso que servirán de pista:  

Este contenido se publicó por primera vez en actiludis.com el 16/11/2008

SOLUCIÓN: Haz clic y arrastra el ratón hacia abajo para ver la solución

Se trata de una asesinato por que si el gas se hubiera escapado ,las flores del jarrón deberían estar marchitas. También hay otro posible indicio, si estaba leyendo en el momento de la muerte, como indica el libro caído en el suelo, la lámpara de la habitación debería de haber estado encendida cuando la encontraron muerta.

​Si compartes este material:

​Nuestro material está bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA 3.0 (c​lic para saber más)​​, bajo ​las condiciones de esa licencia ​puede ​​COMPARTIRLO en las ​REDES SOCIALES, WEB Y BLOG, pero ​en estos dos últimos casos enlazando al material original ​de este blog y NO ​descargando ​y compartiendo desde un blog externo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.