Iniciación a la abstracción en el método ABN

El Método ABN se caracteriza por trabajar los conceptos desde las Educación Infantil mediante la perspectiva manipulativa y con la total ausencia de representación abstracta, hasta que el alumnado entienda lo que está manejando y sea capaz de entender qué significa una equivalencia representada mediante un símbolo u objeto. Es en ese momento cuando empezamos a escalar contenidos gradualmente más más complejos y entre ellos el trabajo abstracto.

La secuencia sería: 1º Manipulación con objetos concretos y contables, 2º traslado de la manipulación al mundo de la abstracción mediante representaciones numéricas o simbólicos y 3º manipulación en abstracto con números y símbolos.

Esta es la razón por la cual el ábaco no se trabaja en el método ABN, quizás uno de los símbolos de la abstracción, adelantada antes de tiempo, más común en los centros escolares. Sin embargo esto no significa que no se trabaja la abstracción en el ABN. Sí que se hace y de una forma más natural ya que esperamos a que el alumnado esté preparado siguiendo la secuencia indicada, y además lo hacemos usando una simbología distinta. Con ello evitamos que quién se acerca al método, sin conocer bien sus bases, llegue a entender que el ábaco que se trata de un instrumento válido para nosotros.

La simbología usada es muy simple y se sintetiza en la siguiente imágen. Pueden usarse cualquier otra simbología, pero en los materiales del método hemos adoptado la siguiente como estándar en el aprendizaje dentro del método ABN. Ejemplo de ello también lo encontramos en los calendarios de numeración y cálculo que mensualmente publicamos.

En infantil se usan sólo palitos verticales para sumar y horizontales para restar, cuanto tienen el concepto de decena asimilado se introduce el círculo y su contrario para restar una decena. Ya en segundo de Primaria es cuando se introduce el triángulo que representa la centena y con la barra horizontal para restar 200.

En el siguiente ejemplo el resultado final sería…

  1. – Primer caso: partimos de 164 y consecutivamente tendrémos, 10 + 10 + 10 + 1+1+1+1+1+100 +100 – 1 llegando a 418
  2. – Segundo caso: partimos de 321 y consecutivamente tendrémos,1+1+1+1 +10 + 10 -100+10 + 10 1+1+1+1+1-100  llegando a 170
  3. -Tercer caso: partimos de 531 y consecutivamente tendrémos, -10 + 100 +100 +1+10+10 -100  -10 +1+1+1 llegando a 635

Esta actividad, como se puede observar en los ejemplos,  se trata de ir realizando cálculos de unidades, decenas y centenas, hacia delante y hacia atrás de forma sucesiva, con lo cual se ejercita un mayor dominio de la numeración. Una variante, pero que no trabaja este contenido, sería ajustar la cantidad a sumar, o restar, mediante la simbología y efectuar el cálculo. Como indicamos no es esta la intención de este tipo de actividad, evidentemente el alumnado terminará descubriendo un camino más corto, pero en este caso estaremos trabajando otro tipo de cálculo.

Imágenes: Inspiradas y del libro de texto “Matemáticas Método ABN 2º de Primaria” Editorial Anaya

​Si compartes este material:

​Nuestro material está bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA 3.0 (c​lic para saber más)​​, bajo ​las condiciones de esa licencia ​puede ​​COMPARTIRLO en las ​REDES SOCIALES, WEB Y BLOG, pero ​en estos dos últimos casos enlazando al material original ​de este blog y NO ​descargando ​y compartiendo desde un blog externo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies